El mito del desarrollador solitario

Acabo de leer esta entrada en O’Really Radar sobre los mitos de la programación, en concreto sobre el mito del desarrollador solitario. En este post se termina afirmando que, al contrario de lo que afirma el mito, ningún software de entidad surge de la mente de un único programador. Es similar a ese otro clásico, el del científico solitario, ese genio, ese héroe que logra de la nada una nueva teoría. ¡Qué daño hacen los mitos!

En el desarrollo de software, cualquier cosa que vaya más allá de un prototipo necesita de un equipo para crearse. El artículo nos recuerda el ejemplo de Linus Torvalds, que al contrario de lo que cuenta la leyenda, es falso que sea la persona que desarrolló Linux. Lo que hizo fue crear un prototipo del núcleo de este sistema operativo. Los siguientes 19 o 20 años los empleó en coordinar el trabajo de los voluntarios que escribieron el 99% restante del código.

Ya se sabe lo acertado que estuvo hace unos siglos ese egocéntrico llamado Isaac Newton cuando dijo aquello de que “Si he visto un poco más lejos es porque me he elevado a hombros de gigantes”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *