Banco de España 2006: no escuchó a sus técnicos

A vueltas con el rescate que España aceptó ayer, leía esta mañana la famosa carta que los inspectores del Banco de España enviaron en el año 2006 al entonces ministro de economía y hacienda de este país. Dos años antes de la caída de Lehman Brothers en EEUU y cuatro antes de que España reconociera de verdad que estaba en crisis.

Como se sabe en esta carta los inspectores criticaban que el Banco de España minimizara los riesgos y las consecuencias de la actividad de bancos y cajas en aquel momento, metidos en una frenética carrera por dar crédito a promotoras y particulares, sin atender a la capacidad de estos para afrontar las deudas en un entorno económico diferente.

¿Cómo fue posible que la opinión de estos técnicos, segura hasta el punto de enviar una carta al ministro, no fuera tenida en cuenta por la institución? Quien tomaba las decisiones parece que creía tener una visión completa de la realidad.

En un apartado los inspectores afirman: “En nuestra opinión, – que en cuestiones de supervisión financiera entendemos cualificada, pues no somos nosotros los recién llegados a esta compleja labor técnica-, ni todos los riesgos están controlados como afirma el Gobernador, ni es probable que las consecuencias sean tan limitadas como él propone si, finalmente, alguno de los mencionados riesgos latentes llega a materializarse.” Magnífico.